Una propuesta neutra y ambigua: Joaquín Lavín y sus respuestas en el debate presidencial

A pesar de buscar parecer renovado, el alcalde de Las Condes continúa respondiendo de la misma manera que en 1999, año en que perdió la primera vuelta presidencial.
martes, 22 de junio de 2021 · 09:38

Se empiezan a descartar los días hasta las primarias presidenciales del 18 de julio; a partir de ese momento, el tiempo pasará volando y, cuando menos lo esperemos, será 21 de noviembre, la elección primaria. Por ese mismo motivo, no hay tiempo que perder y acudir a cada debate se presenta como una tarea imprescindible.

Esto es sabido por los diferentes candidatos y también por Joaquín Lavín, actual alcalde de Las Condes y precandidato presidencial. Ayer, durante un debate organizado por Chilevisión y CNN Chile, el candidato de la UDI respondió diversas preguntas.

Ante el hipotético de si las cifras de la pandemia hubiesen sido diferentes con otro manejo, Lavín contestó lo siguiente:

Es muy difícil contestar eso, obviamente tiene que ver con salud, pero sí: siendo muy sincero, estoy convencido de que el Gobierno llegó tarde en las ayudas sociales. Los retiros del 10% son una mala política pública, pero ellas se evalúan en relativo.

Fuente: CHV Noticias.

El político argumentó sus respuestas: "La ausencia y la llegada tarde fue lo que hizo que no quedara otra alternativa. Yo también lo apoyé, estando consciente de lo que dice Ignacio Briones. Tiene razón de que Chile no está preparado estructuralmente para las políticas sociales que se necesitan hoy, pero había que hacerlo y llegó tarde. Desconoció un punto clave: que las familias de hoy son verdaderas pymes, no son solo redes de apoyo económico".

Obviamente que se llegó tarde al manejo de la pandemia en lo social. Sin duda: el Gobierno tenía un margen para dar un IFE mayor. Eso es lo que tendría que haber hecho desde un principio.

Fuente: CNN Chile.

Seguridad, orden público

En cuanto a la seguridad y orden público, el precandidato presidencial comentó: "Como presidente me voy a involucrar directamente en el tema, tal como lo vengo logrando como alcalde. Directamente. He estado ahí. Esa es la señal para las policías que necesitan respaldo. Segundo: tecnología y equipamiento. Tercero: ya no más cuidar a los delincuentes de alto grado, incautarles los autos. Hay condenados por 10, 15 veces que andan por la calle".

Continuó su respuesta: "El Gobierno habló de que se iba a acabar la fiesta de los delincuentes. Estamos en deuda en seguridad ciudadana y en orden público. Yo voy a utilizar el estilo Las Condes. Yo no mezquinaría dólares cuando se trata de inteligencia, porque así se combate este tema. Hoy en día lo que Chile necesita es un cambio social profundo, que todos vivimos en el mismo Chile, hecho en paz, en acuerdos, sin polarización, sin odio y una economía que cree empleo".

Pacto con otros sectores

Ante la pregunta de si estaría dispuesto a pactar con republicanos para que lo apoyen y así conseguir más votos -ya que serían necesarios para pasar la primera vuelta-, el alcalde de Las Condes comentó:

Estoy dispuesto a trabajar con todos. ¿Puede haber un pacto parlamentario? Sí, tal y como hubo para la nueva Constitución. Mi Gobierno va a ser integrado y hacia todos los lados.

Fuente: CHV Noticias.

Pueblos originarios

En cuanto a los derechos colectivos de los pueblos originarios, el precandidato comentó: “Hay que poner fin a la impunidad y, por otra parte, esto debe ir acompañado de un reconocimiento a lo que significa el pueblo mapuche. Reconocimiento constitucional es lo mínimo. Pero no solo eso, hablamos de escaños reservados, de la enseñanza del mapudungun”.

Con la misma fuerza tengo que decir que el Estado ha abandonado a sectores de La Araucanía, donde no hay Estado de Derecho.

El debate, que duró más de dos horas, continuó entre Ignacio Briones, Mario Desbordes, Sebastián Sichel y el ya mencionado Joaquín Lavín. Pero el alcalde de Las Condes, a pesar de autodefinirse como "socialdemócrata", sigue siendo el mismo individuo de ultraderecha, perteneciente al Opus Dei y defensor de la economía de Augusto Pinochet.

Joaquín Lavín sigue siendo el mismo de siempre y sus respuestas, neutras y ambiguas, lo denotan.