El gobierno que hace oídos sordos: Amnistía Internacional fue tajante con la situación en el país

El informe de la organización internacional reveló que, en Chile, la mayoría de la población se encuentra “enraizada en un sistema realmente destructivo para los más marginados”.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 21:09

Desde diferentes organizaciones internacionales se ha hecho hincapié en la necesidad del gobierno piñerista en cambiar el acercamiento a las problemáticas sociales y estatales que se han establecido desde la crisis social de octubre de 2019. A pesar de las constantes recomendaciones no solo por parte del Instituto Nacional de Derechos Humanos, sino también por Amnistía Internacional, una de las organizaciones de Derechos Humanos más reconocida a nivel internacional.

Durante el día de hoy, la organización no gubernamental presentó su informe acerca de la situación de Chile en lo referente a los derechos humanos fundamentales de todas las personas. Este informe trata sobre los años 2020 y 2021, ambos marcados por la pandemia de coronavirus. Desde octubre de 2019, el país viene enfrentando una crisis social que la pandemia agravó, acentuando las desigualdades -y poniéndolas en evidencia-, además de la situación de vulnerabilidad que muchas personas deben transitar diariamente.

Quienes protestaron se encontraron con oídos sordos, una tremenda represión y apoyo irrestricto al feroz actuar de las policías, lo que evidenció una enorme falta de liderazgo y humanidad por parte del gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Fuente: Amnistía Internacional - Chile.

Estas fueron las palabras de la directora de Amnistía Internacional de nuestro país, Ana Piquer, que sostuvo que el último año estuvo marcado por una falta de liderazgo y humanidad de parte del mandatario del país, Sebastián Piñera. No solo esto, sino que en el informe se destacó la cantidad de muertes de profesionales desde el comienzo de la pandemia, quienes trabajaron en situaciones inseguras, sin apoyo y de colapso.

En el caso de Chile, si observamos sobre cómo estábamos hace un año, vemos que la situación está igual o peor. Además, tenemos al frente a un gobierno que actúa como si nada pasara.

Fuente: AGENCIA EFE.

La líder regional de AI agregó que Sebastián Piñera habría dicho “ante Naciones Unidas que Chile ya “volvió a la normalidad” después del estallido social. Hay una defensa indignada y rabiosa tratando de convencernos de que todo está bien, persistiendo en un discurso exitista pese a los más de 7.000 contagios nuevos diarios y más de 30.000 personas fallecidas en lo que va de la pandemia. La crisis de derechos humanos y la crisis sanitaria continúan, están presentes todos los días, pero desde el gobierno esto no se reconoce”.

Tenemos un gobierno que actúa como si el estallido social nunca hubiera sucedido, que no escucha ninguna crítica, que persiste en hacer lo mismo de siempre pese a que no resuelve ninguna de las crisis.

Fuente: Amnistía Internacional - Chile.

En lo referente a las protestas que se han prolongado desde el 18 de octubre de 2019, AI destacó que, a pesar de que estas han sido a menor escala, el actuar de las fuerzas públicas de seguridad revela que existe “una intención de castigar a quienes se manifiestan. “Hemos visto el proceder ambiguo, inexplicable e incluso grosero de Carabineros que mientras reprimían algunas marchas, resguardaban otras. Esto es una muestra más de que los abusos y la discriminación siguen arraigados en nuestras instituciones y sociedad”.

Amnistía Internacional ha seguido recibiendo información sobre situaciones graves de violencia policial entre enero y marzo de 2021, tales como quemaduras causadas con gas pimienta afectando de manera indiscriminada a personas incluyendo niños, niñas y adolescentes.

Fuente: Amnistía Internacional - México.

Agregó que a todo esto hay “ataques directos y detenciones a observadores de derechos humanos, fotógrafos, periodistas y brigadistas de salud y detenciones con uso excesivo de la fuerza”. Pero esto no fue todo, y es que también se hizo referencia a la situación de los pueblos originarios, quienes definitivamente han sufrido las consecuencias de este tipo de maltratos por parte de las personas a quienes deberían confiar su seguridad y el respeto de sus derechos fundamentales. Se refirió a la expulsión que sufrió un grupo de mapuches a manos de civiles, situación que ocurrió en Curacutín:

Todas las personas mapuches fueron detenidas, pero ninguna instancia del gobierno ni de la policía actuó contra los particulares que habían participado en actos contra ellas.

Fuente: Amnistía Internacional - Chile.

Un país que parece derrumbarse por momentos y parece escalar por otros. Pero siempre un gobierno que no escucha las necesidades del pueblo ni las recomendaciones de decenas de organizaciones tanto nacionales como internacionales, tales como Amnistía Internacional