Día Mundial de la Salud: aprendamos, que la pandemia de coronavirus no haya sido en vano

La OMS hizo hincapié en cómo se pudo apreciar la desigualdad con las mujeres y las disidencias, no solo desde lo físico, sino que han sido los grupos sociales que más dificultades laborales han encontrado.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 20:03

Desde 1948, el 07 de abril ha sido considerado el Día Mundial de la Salud por la Organización Mundial de la Salud, una jornada de concientización, cuyo fin inicial fue el de “alcanzar el grado más alto posible de salud para todos los pueblos”. ¿El tema en que se centrará esta conmemoración durante este año? “Construir un mundo más justo y saludable”, profundamente relacionado con cómo la pandemia puso en evidencia no solo las inequidades existentes en el ámbito sanitario, sino también cómo nos alimentamos y tratamos al resto de los seres que habitan nuestro planeta.

Algunas personas pueden llevar una vida más sana y tener mejor acceso a los servicios de salud que otras, debido enteramente a las condiciones en las que nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen.

Fuente: (24horas.cl).

Estas fueron las palabras por parte del organismo a causa de este aniversario del Día Mundial de la Salud. ¿Cuáles son los ejemplos de estas desigualdades? El mayor impacto en mortalidad por el coronavirus entre las personas más vulnerables, el impacto de las cuarentenas en su calidad de vida, no solo desde lo sanitario, sino desde lo educativo, que también es desigual. La distribución de vacunas demostró que algunos países tienen un número de inyecciones superior al de su población, mientras que otros dependen de iniciativas para lograr inocular al personal sanitario de primera línea.

El concepto de salud aparece en la OMS como “aquel estado de total bienestar físico, social y mental y no simplemente la falta de enfermedades o malestares, siendo un derecho humano fundamental y convirtiendo a la búsqueda del máximo nivel posible de salud en la meta social más importante a nivel mundial, cuya realización requiere de la participación de otros sectores sociales y económicos en adición al sector salud”.

Fuente: (CIF Chile).

Según la Organización Mundial de la Salud, la pandemia nos ha dejado diferentes enseñanzas y han buscado resaltarlo en esta jornada. Entre ellas, se encuentra que el modelo tradicional sanitario debe ampliarse con el fin de incluir no solo al resto de equipo de salud, sino también a todas aquellas personas de diferentes estratos sociales, ambientales y financieros. Además, queda en relieve que se ha fallado en la prevención de esta, por lo que la institución hizo hincapié en la necesidad de enfatizar sobre un modelo centrado en las comunidades, poniendo relieve en la atención primaria del eje articulador del esfuerzo sanitario.

Otro de los objetivos es mejorar la relación entre las instituciones de índole pública y privada, y generar una red de instituciones integradas y comunicadas que permitan una distribución de recursos recíproca; esto se puso en práctica durante los primeros meses de la pandemia y funcionó. Dos claros ejemplos de esto fueron, por un lado, las camas de cuidado crítico, aceptando a personas sin mirar sus factores financieros, sociales o culturales; por otro lado, el sistema de vacunación, que incluyó establecimientos de ambas modalidades sin priorizar en base a favoritismos.

Fuente: (SuperIntendencia de Riesgos del Trabajo).

También se pudo ver cómo la pandemia fue desigual con las mujeres y las disidencias, no solo desde lo físico, sino que han sido los grupos sociales que más dificultades laborales han encontrado. Esto se debe a que han perdido trabajos no solo debido a los recortes por parte de las empresas, sino también por no poder compatibilizar otros aspectos de sus vidas, tales como la crianza de sus hijos e hijas y su propia actividad profesional, la cual fue muy desgastante debido a la constante incertidumbre. Y no hay duda alguna que para resolver las desigualdades es necesario implementar un enfoque de género.

Fuente: (T13).

Es nuestro deber como ciudadanos y ciudadanas buscar una equidad en todo aspecto; que la pandemia no haya sido en vano es imperativo y recordarlo durante el Día Mundial de la Salud también lo es.