Aportando desde el desinterés: Formando Chile ofrecerá programas educativos gratuitos a 700 personas

La fundación busca participar de la eliminación de la brecha educativa en nuestro país.
lunes, 29 de marzo de 2021 · 19:27

En un contexto de impredecibilidad, varios sectores se han visto afectados profundamente desde el comienzo de la pandemia. La educación, ámbito que más mutaciones debió transitar, todavía se encuentra en búsqueda de un ángulo que resulte cómodo tanto al profesorado como al alumnado. Por ello, hay fundaciones como Formando Chile, que se movilizan por la desigualdad de oportunidades.

Esta es una corporación autónoma que también se involucra en el proceso educativo de los y las estudiantes a través de la creación de vínculos significativos en los distintos círculos académicos. Por este motivo, ofrecerán programas educativos gratuitos a más de 700 personas.

Fuente: (Canal Finis Terrae).

Los responsables de la organización proclamaron que el desafío de este año será perfeccionar la educación a distancia y preparar el terreno para la presencialidad en el momento en que las condiciones se encuentren. Además, reducir los índices de deserción es un objetivo inesquivable. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Chile se ubica en la posición undécima del sistema educativo más desigual del planeta.

En 2017, solo el 56% de quienes obtuvieron 700 puntos o más en la PSU estudió en colegios privados y solo el 13% en liceos municipales. Ocho de cada diez estudiantes de privadas tienen clases online de manera diaria, mientras que de las gratuitas tres de cada diez estudiantes acceden diariamente y de estos, dos de cada diez declararon no haber tenido clases virtuales. Formando Chile nació en 2009 y desde el comienzo de la pandemia instaló todos sus programas a una modalidad en línea y gratuita.

Notamos que la desigualdad educativa es uno de los problemas base de Chile; por la realidad del país el acceso a trabajos y sueldos dignos va muy de la mano con el colegio o institución de educación superior en donde estudió la persona.

Fuente: (Corporación Formando Chile).

Estas fueron las palabras del CEO de la organización, Pablo Hormazábal, quien añadió: “Esta segmentación genera brechas de acceso a la educación, que es un derecho fundamental de las personas, lo que nos motiva día a día a trabajar desde nuestro lugar para cambiar esta situación”. El CEO agregó que la educación es la principal herramienta para combatir la desigualdad; por ello, en 2016 se profesionalizaron. Hoy llegan a más de 700 jóvenes desde 3° básico hasta 2° de superior.

En tan solo cinco años la cobertura aumentó de 100 a más de 700 estudiantes, cuyos programas funcionan en nueve sedes alrededor de todo Santiago. Por ello, la implementación exitosa de la virtualidad fue un gran aliento a esta fundación. Asimismo, llevó al nacimiento del programa de Mentorías en residencias de menores del Senado en la V y VI Región, entre otras escuelas de La Araucanía.

Fuente: (Corporación Formando Chile).

Pero esto no fue todo, pues el acceso a la tecnología también es una brecha social y económica que existe en nuestro país y que, por tanto, degrada la educación. Solo el 70% de los estudiantes de la fundación tiene acceso a internet y fue por este motivo que Formando Chile realizó la campaña “Que su techo no sea la desigualdad”, con el objetivo de recaudar fondos y eliminar la brecha. ¿El resultado? La entrega de chips de internet, tablets y computadoras, las cuales permitieron a más del 90% de su estudiantado.

Vemos con preocupación lo normalizada que está la brecha de acceso a la educación. Lo vemos en nuestra Escuela de Formación, donde recibimos 800 postulaciones para 400 cupos, reflejando la necesidad de un complemento adicional a la educación escolar para preparar una buena PDT.

Fuente: (IF BLANCO RECOLETA).

El CEO de la organización agregó que estas cifras reflejan “la necesidad de un servicio gratuito, que no distinga el contexto del estudiante para entregarle las herramientas que tanto necesita”. Uno de sus alumnos, Samuel Tamayo, comentó: “fue un gran apoyo para mí, tanto en el estudio como en lo mental. Me ayudaron bastante a pesar de las dificultades, y tanto mis profesores como compañeros de la EFIES se han convertido como en una segunda familia”.

Otras Noticias