Día del Trabajador Social, las y los activistas que buscan eliminar las brechas socioeconómicas

Esta jornada se celebra desde 1950.
jueves, 11 de noviembre de 2021 · 14:40

Con origen en el año 1925, la profesión de trabajo social comenzó gracias al Dr. Alejandro del Río, quien fundó la primera Escuela de Servicio Social en conjunto con la Junta Nacional de Beneficencia.

El Día del Trabajador Social se celebra cada 11 de noviembre en conmemoración al hito que esta disciplina marcó en 1950: del 06 al 11 de noviembre del año mencionado tuvo lugar una jornada de debate y análisis en torno a esta profesión que nunca antes se había visto. Y, por supuesto, esta reunión de expertas y expertos tuvo varias consecuencias.

Fuente: Samadhi.

La primera de ellas tiene que ver con la constitución de la Federación de Asistentes Sociales de Chile y, por consiguiente, la creación del Colegio de Asistentes Sociales en octubre de 1955 a través de la Ley N° 11.934; la segunda tiene que ver con la declaración de esta jornada como el día en que se celebraría esta labor imprescindible para la sociedad.

El Día del Trabajador Social busca recordar los objetivos de una labor que quiere crear una realidad más positiva y equitativa en toda la sociedad. Las y los profesionales de la labor social detectan la realidad de las comunidades y dan solución a sus problemas; es decir, son activistas que buscan mejorar las condiciones socioeconómicas de un grupo de personas, sea a escala microscópica o macroscópica.

El Ministerio de Salud extendió sus saludos a las y los profesionales.

El lema de este año para el Día Mundial del Trabajo Social fue el siguiente: "Ubuntu: Fortaleciendo la solidaridad social y la conectividad global”. Pero, ¿qué significa “Ubuntu”? Popularizado por Nelson Mandela, esta palabra quiere decir lo siguiente: “Yo soy porque nosotros somos”, un lema que habla de la solidaridad, la cooperación y la lealtad.

Actualmente, el Día del Trabajador Social reivindica la disminución de todo tipo de brecha social, política, económica y cultural (entre otras) así como el facilitar las herramientas para que estas sean saldadas. Y en regiones como Latinoamérica, donde la desigualdad es la norma, la labor de estos activistas sociales es clave e imprescindible.

¡Feliz jornada a las y los activistas sociales!